viernes, 20 de febrero de 2009

"La píldora borradora de malos recuerdos"


¿Te gustaría eliminar Tus malos recuerdos con una pastilla, en lugar de enfrentarte a ellos?
Un equipo de investigadores holandeses asegura que es posible. Un estudio realizado con 60 voluntarios, tratados con “Propranolol”, un betabloqueante, revela que los betabloqueantes, utilizados usualmente para tratar la hipertensión, podrían eliminar los recuerdos provocados por experiencias traumáticas.

Según el estudio, dirigido por el profesor de la Universidad de Amsterdam Merel Kindt y publicado en la revista “Nature Neuroscience”, los betabloqueantes alteran el modo en el que el cerebro recupera los recuerdos.

La ciencia avanza a un ritmo frenético y si estos ensayos se consolidan y fructifican se puede abrir un abanico casi infinito de posibilidades terapéuticas.

Podríamos tomar la píldora para eliminar recuerdos traumáticos de nuestra infancia. De aquella chica que se nos mofó en la misma cara cuando se percató de nuestro corrector dental, olvidaríamos las torturas que hicimos a aquellos gatitos y que ahora tanto nos corroe, los mazazos que nos ha dado la vida con la pérdida de seres queridos. Mi hermana olvidaría y perdonaría sin reservas a su marido por los cuernos que le puso con aquella becaria del departamento de ventas. Nos olvidaríamos de que tenemos el VIH y no iríamos con angustia a los controles médicos. Los veteranos de la guerra de Irak ¡al fin! podrían dormir en paz, sin recordar los crueles crímenes que ahí cometieron.

Todo seria maravilloso, dormiríamos en paz con nosotros mismos, y si nos volvieran a herir o somos nosotros los agresores iríamos a nuestro medico de cabecera y le diríamos: Doctor, doctor, me duele la conciencia, no me deja dormir por las noches…Tómese una cada 8 horas y vuelva en 15 días. Seria como un confesor que absuelve nuestros pecados y nos devuelve a nuestro mundo de “matrix”.

Pero… ¿que pasara entonces?... ¿Volveríamos a cometer una y otra vez los mismos errores?, al no tener recuerdos de nuestros malos actos, volveríamos a caer en ellos nuevamente, una y otra vez, nos convertiríamos en yonkis de la píldora borradora de los malos recuerdos.

Decididamente, no tomaré jamás esa píldora, la personalidad de una persona, se forja con sus aciertos y sus errores, con sus malas experiencias y con las buenas, con sus malos recuerdos y con los buenos, con sus bondades y sus miserias. Si has errado, en el perdón y la rectificación esta la maravillosa píldora.
_______________________Akí_________________

2 comentarios:

tata dijo...

quiero olvidarme de pagar la hipoteca y quiero que al banquero se le borre el recuerdo que le debo dinero

SoL LuNaR dijo...

perderiamos la enseñanza oculta tras cada acontecimiento, y tendríamos que volver a experimentar experiencias similares sino en la misma vida, en otra :)