domingo, 18 de enero de 2009

“Si no saben como arreglarlo, por favor, dejen de romperlo.”

Mucho ha llovido desde aquel ya lejano y Olímpico 1992, pero las cosas no solo no han mejorado, sino que siguen bastante peor.

El 3 de junio de ese año una niña de 12 años llamada Severn Suzuki se desplazó con un grupo de amigo/as pertenecientes a ECO (Environment Children Organization), una organización en defensa del medio ambiente que habían fundado dos años antes, desde Vancouver (Canadá) a Río de Janeiro para hacer llegar su voz a los representantes gubernamentales allí congregados con motivo de la celebración de la "Conferencia de Medioambiente y Desarrollo: The Earth summit" de la ONU. Allí su voz sonó con firmeza y convencimiento.

Aplastó de un plumazo la poca conciencia de aquellos gobernantes mundiales, ricachones representando a un mundo con 4.000 millones de pobres.

Este vídeo nos lo ha hecho llegar una amiga y lectora de nosolovih. Da gusto contar con lectores tan sensibilizados. Hoy sigue estando mas vigente que nunca, no tiene desperdicio, nos vuelve a abrir los ojos y les sacude una bofetada a todos esos dirigentes mundiales que como bien dijo la buena de Suzuki a los "fantoches" de la ONU “Si no saben como arreglarlo, por favor, dejen de romperlo.”