sábado, 18 de octubre de 2008

A la hora de la siesta ¡ NO!, os lo ruego

La verdad es que ya no se que hacer con el Spam telefonico, les he dado mil excusas para no atenderlos, desde que el Sr. no se encuentra en la casa en estos momentos, pasando por; uis lo siento pero el Sr. falleció la semana pasada ya no se encuentra entre nosotros, hasta llegar a insultarles, colgarles directamente, maldecirles e incluso a una Srta. muy amable que se preocupaba por la salud de mi espalda y quería venderme con una oferta “superespecial” el colchón, No mas noches en vela, de loMonaco, a la cual desde aquí le mando un fuerte beso por su increíble paciencia, porque mi insistencia y fijación era la de comprarle el colchón , pero tendría que ser ella quien viniera a traerlo e incluso probarlo junto a mi, porque no me creía las excelencias de ese colchón y claro yo tenia mis dudas, de si el colchón aguantaría una buena sesión de sexo extremo.
Después de una larga y negociadora charla, la Srta. no accedió a mi petición y me remitió a un comercial que seria quien me informaría de las bondades del tan excelente colchón.
Desde hace unos meses la cosa se ha disparado aun mas, las compañías telefónicas con sus ofertas de adsl se comportan de un modo especialmente agresivo no hay tarde que no me lleve un sobresalto en los momentos menos inoportunos, o cuando comienzas a estar “traspasado” en el sofá con los rugiditos de los Guepardos de fondo cazando animalitos para llevárselos a sus crías, en lo documentales de la 2.
Después de enfadarme, suplicarles, implorarles que ya tenía contratada una línea telefonía y que estaba contento con ellos, una Srta. especialmente avallasadora me ofertó un pack de llamadas, servicio adsl y un montón mas de privilegios que adquiriría si hacia la portabilidad a su compañía. La verdad es que a mí ya me daba lo mismo lo que me ofreciera, solo quería deshacerme de ella a todas costa y como la Srta. no atendía a razones ni desprecios, ni a palabras obscenas que le soltaba constantemente, pues le dije que sí, que me cambiaba con ella. Por unos momentos me puse a pensar en su situación, pensé que igual que la hembra Guepardo del documental que veía en esos momentos, esta Srta. tendría que llevar la comida a sus retoños y que a lo mejor, de mi dependía si esas pobres criaturas cenaban las próximas noches o se iban a la cama con sus pequeños estómagos vacíos. Autojustifiqué mi decisión que en principio era un acto de puro egoísmo para deshacerme de la Srta. para que mi conciencia y benevolencia subieran algunos puntos de autoestima.
Bien, ya tengo el pack prometido y como suele pasar en casi todos estos casos, cuando lees la letra pequeña, te das cuenta que has sido victima de los engaños y argucias que todos estos televendedores suelen emplear para captar adeptos…pero bueno al menos esta ya no me llama mas, ha desaparecido de mi vida, seguro que ella y sus retoños están frotándose las manos y celebrando de lo lindo las vacaciones que se pegaran a costa de otro incauto que ha caído en sus redes.
Pero ahora tengo otro problema, hay un caballero muy amable, un tal, Wilson Rodríguez, que me llama asegurándome que he sido seleccionado entre mas de un millón de personas de toda España y que estaría encantado de entregarme un suculento e importantísimo premio (que se niega a decirme cual es), si asisto a unas convenciones que realizan cerca de mi ciudad. La verdad es que me tiene intrigado el tal Wilson, me pregunto ¿mira que si este hombre es realmente una de las últimas personas honradas que aun quedan en el mundo y por mi desconfianza pierdo mi tren hacia las altas cumbres de la sociedad?...no sé, no sé, me tiene en un sin vivir este Sr.
Luego esta, Lucinda Salazar (ella lo pronuncia, Lusinda Salasar), esta Srta. estoy detectando en ella que es un duro hueso de roer. Ella esta interesada especialmente por mi salud y mas en concreto por mis riñones, porque debido a la zona donde habito, el agua es muy alcalina y ella me argumenta que los estoy deteriorando a pasos agigantados que soy un irresponsable y que si me creo que mis riñones no valen mas de los 1500 € que es lo que me costaría el Osmotic Silver pro, para depurar las aguas de mi casa. La verdad es que tiene razón, pero es que ya no me queda más dinero para comprar artilugios. Igual, con el suculento premio que he ganado con Wilson podría pagarme un Osmotic, e incluso podría deshacerme de mi angustiosa hipoteca… ¿y porque no? Seguro que me llegaría para que mi maltrecha espalda descansara en un autentico colchón loMonaco.
Bueno sea como sea agradezco a todos el interés que prestan a este humilde jubileta, ¡pero eso si!, desde aquí les imploro, les ruego, les chupo la polla si quieren…¡pero dejar de llamarme a la hora de la siesta por favor!

4 comentarios:

tata dijo...

creo me mejor te cargues a los cachorros, esta gente no parara nunca. el otro dia estaba en el baño,haciendo caca y tuve que salir a cojer el telf. a media faena, que rabia me dio jajajajja. un beso

Anónimo dijo...

Yo de momento te robo la imagen curradisima que de fondo de escritorio me queda ideal , sabia yo que el esfuerzo merecia la pena.
Los cachorros si eso te los compro , o te los cambio por un colchon viscolatex de lo monaco que yo si lo tengo y doy fe de que son la caña de españa , pero no los mates por dios ¡¡¡
soloanonima

tzn dijo...

Será posible!!!, oye so Chora, tendrás que pagar derechos de autor, que lo sepasss...los putos chucho tienen los días contados. En la mano de "Lusinda" está que lleguen a ser adultos, o que críen malvas con un tiro en la sesera, en la bahía de new york.

Anónimo dijo...

Se que Lusinda no es culpable de nada , fue despedida de la empresa hace meses , no consiguio vender un solo Osmotic , pero no puede de dejar de oir tu voz , hay unos sentimientos de por medio , no seas tan cruel con ella , ni con los cachorros .
Y ya me pasaras la factura de los derechos esos de autor o mandame al tal Wilson Rodríguez a que me cobre .
La Chora ---